miércoles, 19 de octubre de 2011

Voy a pasar por la vida una sola vez, por eso, cualquier cosa buena que yo pueda hacer o alguna amabilidad que pueda hacerle a algún ser humano, debo hacerla ahora, porque no volveré a pasar por aquí.






Voy a pasar por la vida una sola vez, por eso, cualquier cosa buena que yo pueda hacer o alguna amabilidad que pueda hacerle a algún ser humano, debo hacerla ahora, porque no volveré a pasar por aquí.
Madre Teresa de Calcuta  (1910 - 1997).

Esta linda frase refleja la importancia de dejar huella en nuestro paso por el mundo.  Y No solo dejar huella de nuestro nombre, sino por el contrario, dejar huella por nuestros actos. La Madre Teresa de Calcuta ha sido la persona más bondadosa de la que he escuchado en mi vida. Somos miles de seguidores en el mundo de sus actos, sus obras y sus frases de consuelo. Su vida ha sido utilizada hasta por un sin número de reinas de belleza que en todo su esplendor soñaban con parecerse a esta Monja, bajita y arrugada dueña de un enorme corazón.

Voy a pasar por la vida una sola vez: La claridad mental de nuestra hermana al entender y saber que nuestro paso por esta tierra es apenas algo pasajero, aunque para los seres humanos un día, una semana o un año puede ser mucho tiempo, para Dios y el universos es apenas un instante.

Por eso, cualquier cosa buena que yo pueda hacer a algún ser humano, debo hacerla ahora: Nuevamente me sorprende la forma de pensar de la Madre Teresa, no solo por comprender lo importante que es hacer algo por alguien, sino por comprender que entregar su vida al servicio de los demás durante su corto paso por la tierra y digo corto porque el tiempo para Dios es apenas relativo, sea un propósito de vida. Ella siempre estuvo ocupada, tal vez muchas veces no tuvo tiempo para nada y de seguro muchas veces estuvo muy cansada y no creo que alguna vez haya estado fastidiada, pero presumamos que si, al fin ella también era humana, sin embargo,  tenía algo diferente en su vida, entendió que su tiempo iba a ser tan corto en esta tierra que fue por eso que decidió entregar lo mejor de su existencia en ayudar a los demás.

Debo hacerla ahora, porque no volveré a pasar por aquí: Es en esta parte donde ella expresa que servir a los demás no solo debe ser un sentimiento, sino una actitud, debe ser algo de acción y no solo de posición. Transforma ese deseo de ayudar en una forma de ayudar y la forma que ella encontró para ayudar a su prójimo fue una sola, entregar toda su vida al servicio del otro.

Existe otra famosa frase del ser humano más importante de la historia de la humanidad, Jesus Cristo, esa que dice: -“Ama a tu hermano como a ti mismo”-. ¿Será que ésta frase solo se quedo en eso, una buena frase?.

Tenemos que preguntarnos si hemos logrado entender el mensaje tan maravilloso que el hijo de Dios trato de reflejar en estas palabras. Ver si para nuestras vidas amar al prójimo es asunto nuestro o creemos que es labor de otros, o que amar a mi hermano como a mí mismo solo es cuestión de la pareja, los hijos, la familia o los amigos en el mejor de los casos. Debemos ver en nuestro corazón qué podemos hacer para ayudar al prójimo y siempre tratar de entregar a los demás lo que tenemos y no lo que nos sobra, comprendiendo que para recibir amor hay que dar amor, que para recibir cosas materiales hay que de alguna forma dar cosas no solo materiales sino espirituales. Aprovechar este paso por la vida, que es corto, y convertir nuestra existencia en algo importante, no con frases ni con actos superficiales sino con ese conjunto de pequeñas acciones diarias que nos inmortalizaran en la vida, si cada uno de nosotros actúa por separado tal vez no se logren grandes cosas, pero si cada uno de nosotros aporta al menos una buena acción solo por hoy, no solo tendremos el resultado de una sola pequeña buena acción sino el resultados de siete mil millones de pequeñas buenas acciones.

Agnes Gonxha Bojaxhiu, Madre Teresa de Calcuta (1910 - 1997), monja de la Orden de las Hermanas de Nuestra Señora de Loreto. Recibió el Premio Nobel de la Paz en el año 1979 por su dedicación a los más necesitados. Fundadora de la Congregación "Misioneras de la Caridad", fue beatificada en 2003.




CITAS

  • Ama hasta que te duela. Si te duele es buena señal.
  • No importa dónde te encuentres, siempre y cuando tengas limpio tu corazón.
  • La oración es el mejor regalo de amor que le puedes dar a todo el que amas.
  • Amo a todas las religiones, pero estoy enamorada de la mía.
  • A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería  menos si le faltara una gota.
  • Cada obra de amor, llevada a cabo con todo el corazón, siempre logrará acercar a la gente aDios.
  • Dar hasta que duela y cuando duela dar todavía más.
  • Debemos hacer las cosas ordinarias con un amor extraordinario.
  • Dios no me eligió para tener éxito, sino para ser fiel.
  •  El amor, para que sea auténtico, debe costarnos.
  • La Santidad no es el lujo de unos pocos; es un sencillo deber que tenemos tú y yo.
  • El fruto del silencio es la oración. El fruto de la oración es la fe. El fruto de la fe es el amor. El fruto del amor es el servicio. El fruto del servicio es la paz.
  • El perdón es una decisión, no un sentimiento, porque cuando perdonamos no sentimos más la ofensa, no sentimos más rencor. Perdona, que perdonando tendrás en paz tu alma y la tendrá el que te ofendió.
  • El que no vive para servir, no sirve para vivir.
  • La santidad es hacer siempre, con alegría, la voluntad de Dios. Para eso es necesaria la fidelidad a sus deseos, y es esta fidelidad la que hace a los santos.
  • Jesus es mi Dios, Jesús es mi Esposo, Jesús es mi Vida, Jesús es mi único Amor, Jesús es todo mi ser, Jesús es mi todo.
  • Lo que importa es cuanto amor ponemos en el trabajo que realizamos.
  • Mi sangre y mis orígenes son albaneses, pero soy de ciudadanía india. Soy monja católica. Por profesión, pertenezco al mundo entero. Por corazón, pertenezco por completo al Corazón de Jesús.
  • No deis sólo lo superfluo, dad vuestro corazón.
  • No podemos hacer grandes cosas, sólo pequeñas cosas con gran amor.
  • No puedo parar de trabajar. Tendré toda la eternidad para descansar.
  • Nuestra tarea consiste en animar a cristianos y no cristianos a realizar obras de amor. Y cada obra de amor, hecha de todo corazón, acerca a las personas a Dios.
  • Nuestros sufrimientos son caricias bondadosas de Dios, llamándonos para que nos volvamos a Él, y para hacernos reconocer que no somos nosotros los que controlamos nuestras vidas, sino que es Dios quien tiene el control, y podemos confiar plenamente en Él.
  • Para hacer que una lámpara esté siempre encendida, no debemos de dejar de ponerle aceite.
  • Pasamos mucho tiempo ganándonos la vida, pero no el suficiente tiempo viviéndola.
  • Por favor, no maten al niño; nosotros nos ocuparemos de él. ...Por favor, dadme a vuestros niños. Con mucho gusto acepto todos los niños que morirían a causa del aborto.
  • El niño es un regalo de Dios a la familia Cada niño ha sido creado a imagen y semejanza de Dios para cosas más grandes-amar y ser amado.
  • Prefiero ser una gotita de amor, en un mar de amargura.
  • Si en verdad queremos amar, tenemos que aprender a perdonar.
  • Si tu juzgas a la gente, no tienes tiempo para amarla
  • Si una madre puede matar a su propio hijo en su propio cuerpo, ¡qué razón hay para que no nos matemos unos a otros!
  • Sin nuestro sufrimiento, nuestra tarea no diferiría de la asistencia social.


1 comentario:

  1. Al leer todas estas citas se siente una paz enorme y unas ganas de poner en practica muchas de ellas.

    ResponderEliminar